Tuberías

Tuberías de Acero

Tienen la ventaja de la facilidad de trabajo y buenas características mecánicas, soldable y de coste aceptable, y el inconveniente de la facilidad de corrosión con el peligro de destrucción del material, la facilidad de incrustación y el ser atacado por aguas ácidas y yeso húmedo. Se usa en la red de calefacción y en las redes de gases. El acero galvanizado se usa en las redes de distribución de los edificios, siempre que la temperatura no rebase los 55ºC y siempre antes que el cobre para evitar un “par galvánico”.

Tuberías de Cloruro de Polivinilo (PVC)

Sus ventajas son la facilidad de transporte y puesta en obra, la resistencia a las alcalis, aceites, ácidos y materiales usados en obra y el buen acabado interno que reduce las incrustaciones y sus inconvenientes la escasa reistencia a la intemperie y el paso de agua a más de 60ºC. Se usa para acometidas y montantes de agua fría y para la evacuación de aguas pluviales y residuales.

Tuberías de Polietileno (PE)

Sus ventajas son similares a las del PVC y es resistente además a la luz solar y al calor, y sus inconvenientes son su vulnerabilidad frente al oxígeno que desaconseja exponerlo prolongadamente a la intemperie. Se usa para acometidas y montantes de agua fría y para la evacuación de aguas pluviales y residuales.